Picture

KissaSilmä/Z.M.T*

Emerging Artist- Artista Emergente

I was born in Havana, Cuba. In 1982, for those who do not know this country, I will tell you that since 1959 life there has been increasingly difficult. I grew up in an environment far away from the artistic world. My parents have always been hard workers, my father a shoemaker (among other things) and my mother a bus terminal announcer, we have always lived with a lot of scarcity and difficulties but I never lacked love. From a very early age, I realized the creativity I had, I started with 7 years to fix my nails and draw them with what I had at that time and did experiments with my neighbor. One day my mother gave me a book by Velázquez and I loved it, "La costurera" stuck in my mind and I thought "someday I would like to do something similar". It wasn't until I arrived here in the Canary Islands that I was able to develop what I had thought about many years ago, I haven't had the opportunity to go to Fine Arts at the University but I have attended classes with a great teacher who has a lot of patience with me. Every day that passes, in my free time I am perfecting my technique and when I'm really stuck I start watching Turkish series. At the moment I divide my time between work and drawing, someday I will dedicate more time to drawing and less to work. When I am at the easel or at the drawing table I teleport to another world.

Why philosophy of life is: "Live and let live.


Nací en La Habana, Cuba. En 1982, para los que no conocen este país le diré que desde el año 1959 la vida allí es cada vez más difícil. Crecí en un entorno muy alejado del mundo artístico. Mis padres siempre han sido muy trabajadores, mi padre zapatero ( entre otras cosas) y mi madre locutora de la terminal de guagua, siempre hemos vivido con mucha escasez y dificultades pero nunca me faltÓ el amor. Desde muy temprana edad, me di cuenta de la creatividad que tenía , empecé con 7 años a arreglarme las uñas y dibujarlas con lo que disponía en esos momentos y hacía experimentos con mi vecina. En la escuela hacía algún que otro garabato, pero como no disponía de material ni dinero para desarrollar mi arte, se quedó así, un día mi madre me regaló un libro de Velázquez y me encantó se me quedó grabado “La costurera” y pensé “algún día me gustaría hacer algo parecido” Y no fue hasta que llegué aquí a Canarias que pude desarrollar lo que hacía muchos años había pensado en su momento, no he tenido la oportunidad de ir a Bellas Artes en la Universidad pero he ido a clases con una gran profesora que tiene bastante paciencia conmigo. Cada día que pasa, en mi tiempo libre voy perfeccionando mi técnica y cuando estoy muy atascada me pongo a ver series turcas. En este momento, reparto mi tiempo entre el trabajo y el dibujo, algún día le dedicaré más tiempo al dibujo y menos al trabajo. Cuando estoy en el Caballete o en la mesa de dibujo me teletransporto a otro mundo.


Mi filosofía de vida es: “Vive y deja vivir”

Picture